Etiquetas energéticas

  • Energy Star

La Cominisón europea preocupada por el medio ambiente, y en particular, por las emisiones de dióxido de carbono (CO”), promulgó en los años 90 una directiva por la cual se implantó un sistema de etiquetado energético para distinguir la eficiencia energética de los distintos electrodomésticos y equipos informáticos.

  • Etiquetado energético

En electrodomésticos: informa sobre el consumo de energía y otros datos relativos a cada aparato a lo largo  de su vida, por ejemplo el ruido, la eficacia de secado y de lavado, el ciclo de vida normal, etc. este tipo de información aparece en frigoríficos, congeladores, lavadoras-secadoras y lavavajillas, también en lámparas de luz.

 

ÍNDICE

1. Parte identificativa del fabricante.

2. Lugar en el que se indica el modelo del equipo.

3. Lugar en el cual se indica la clase energética a la que pertenece: letra de la A a la G, siendo la más eficiente la A. Ahora, además, aparecen aparatos más eficientes que se valoran con el signo + al lado de la A, existiendo hasta ++.

4. Si el aparato está acogido al sistema de etiquetado ecológico, este es el apartado en el cual debe aparecer el logotipo correspondiente a esta etiqueta.

5. En este apartado se indica el consumo anual del aparato, que ha sido calculado bajo unas condiciones de uso estandarizadas.

6. Lugar donde se indica la potencia de refrigeración del aparato.

7. Lugar en el que se indica el índice de eficiencia energética.

8. Indica el tipo de aparato.

9. Indica la clase de eficiencia energética cuando este funciona suministrando calor (sólo para bombas de calor).

Lugar reservado para expresar el ruido en decibelios. Sólo es obligatorio para unidades portátiles.

 

Volver atrás